Frente a nuevas sustancias psicoactivas 2 PROPUESTAS: reducción de daños obligatoria en espacios públicos de entretención, junto con establecer un Consejo Nacional para el Uso de Drogas

Por Eduardo Vergara B. Es fundador del Observatorio de Políticas de Drogas y Seguridad Humana y se desempeñó como Jefe de la División de Seguridad Pública del Ministerio del Interior. 

Para abordar este fenómeno, es necesario avanzar hacia una política pragmática y que enfrente el problema con información y prevención, y que, en paralelo, incluya a los usuarios en el diseño y ejecución de políticas educativas.

 

Como es costumbre, el mecanismo de detección temprana y análisis de la Mesa de Nuevas Sustancias Psicoactivas del Ministerio del Interior entrega de manera periódica los resultados del análisis de nuevas sustancias que están siendo detectadas en el país. Esta red de instituciones demuestra ser un mecanismo eficiente de detección y sistematización de información. Recientemente se detectó el tráfico de 13 nuevas drogas sintéticas que varían en su peligrosidad y que no tienen sanción. Estos psicotrópicos están siendo analizados para ser ingresados en el catálogo de sustancias prohibidas. Estas sustancias hoy solo se pueden incautar, sin embargo no hay sanción penal para su comercialización.

 

Sin embargo, con ingresar nuevas sustancias a la lista de prohibición no es suficiente. Es más, este mecanismo por si solo se puede transforman en un gran dolor de cabeza para el Gobierno, ya que la capacidad de modificación de las sustancias es prácticamente infinita, logrando así una permanente impunidad por parte de productores y traficantes.

 

Para abordar este fenómeno, es necesario avanzar hacia una política pragmática y que enfrente el problema con información y prevención, y que, en paralelo, incluya a los usuarios en el diseño y ejecución de políticas educativas. La sola prohibición no dará resultados y toda la evidencia indica que si las actuales políticas se mantienen el problema aumentará, afectando principalmente a los más jóvenes.

 

A continuación dos propuestas para enfrentar esta problemática.

 

  1. Consejo Nacional para el Uso de Drogas: Este consejo debe incluir a SENDA, la Mesa de Nuevas Sustancias Psicoactivas y ciudadanos, especialmente representantes de los usuarios. Debe tener como objetivo definir campañas educativas y preventivas, junto con los contenidos de la información que será desplegada en diferentes recintos públicos y privados, con la finalidad de educar, prevenir y prestar asistencia a potenciales y actuales usuarios de drogas. Urge incluir la perspectiva de los usuarios de drogas, especialmente de Nuevas Sustancias Psicoactivas en el diseño de políticas regulatorias, preventivas y educativas. Este consejo, debe contar con un presupuesto permanente para diseñar e implementar campanas educativas y preventivas en la población, junto con administrar un sistema de alerta temprana sobre nuevas sustancias que podrían entrar al país.

 

  1. Reducción de Daños obligatoria en espacios públicos y de entretención: Universidades, locales de entretención, bares, pubs y centros de eventos deben estar obligados a tener espacios permanentes donde se entregue información de alerta y educación sobre nuevas drogas. Esto debe materializarse en espacios determinados por ley, que de manera visible y en todo momento publiquen información educativa y preventiva, que contenga de manera clara los efectos que ciertas drogas causan al ser consumidas y los posibles daños que su uso como uso combinado con otras drogas puedan generar. Mesas, baños, muros y otros espacios deben contar de manera obligatoria con estos espacios. Será la el Consejo Nacional para el Uso de Drogas el organismo que entregará de manera periódica las alertas y contenidos preventivos y educativos que deberán ser publicados en estos espacios. Esta información además deberá ir acompañada con números de atención y orientación para usuarios.